CENTRO DE FORMACIÓN PROFESIONAL P.BARTOLOMÉ AMBROSIO – Director: Sr. Otto Raúl Vásquez D.

  • SOLDADURA INDUSTRIAL
  • HERRERÍA
  • CARPINTERÍA
  • OPERADOR Y REPARACIÓN DE COMPUTADORA
  • MECÁNICA DE TORNO Y FRESADORA
  • ELECTRICIDAD DOMICILIAR E INDUSTRIAL
  • ACADEMIA DE MÚSICA – responsable Juan Cumes

Exalumnos Salesianos del CFP:
Héctor Pérez: Presidente

Edfred Quex: Vicepresidente

Marlon Charuc: Secretario

Pedro Guzmán: Tesorero

Esbin de la Cruz: Apostolado y buenas obras

William Chay: Pastoral Deportiva

Pedro Paxtor: Buena prensa.

Junta Directiva Alberto Marvelli (fundacionalbertomarvelli.org):

Venancio De León: Presidente

Roberto Vega: Vicepresidente

Julio Castellanos: Tesorero

Victor Cabrera: Secretario

Victor Méndez: Vocal

Guillermo Posadas: Vocal

Raúl Vasquez: Director CFP

OBRA TECNICA SALESIANA.

ORIGEN
La obra técnica salesiana, tiene un antecedente histórico que se remonta al año 1853, año en el que el sacerdote italiano Don Bosco abrió los talleres de zapatería y sastrería, contando para ello con dos mesitas y cuatro taburetes siendo el mismo Don Bosco el primer maestro de sus muchachos. En 1854, abrió el taller de encuadernación de libros, en 1856 abre el de carpintería, en 1861 el taller de la imprenta y en 1862 el de cerrajería que sería el predecesor de los talleres de mecánica de precisión. Estos talleres de artes y oficios, como se les llamaba, los abrió con la finalidad de atender a muchos jóvenes que emigraban a la gran ciudad de Turín en busca de oportunidades de trabajo, debido a que sus familias solían ser de condiciones económicas muy escazas.

Con el pasar de los años, los talleres de capacitación fueron adquiriendo profesionalismo a tal punto que Don Bosco dispuso participar en la feria donde presentó la elaboración de un libro, desde que el inicio de cómo se corta una hoja hasta que se forma el libro; tal presentación le valió un premio. Los talleres de Don Bosco, fueron cobrando nombre y renombre en toda Italia, otros países dentro de Europa y América a donde iban llegando los primeros salesianos tal cual sucede hoy día.

GUATEMALA.

El salesiano P. Manuel Sicker, fue el primer salesiano en llegar a Guatemala en 1929. Luego de varios
gobiernos anticlericales que obstaculizaban la presencia educativa de los religiosos, en 1932 llegan los salesianos de Don Bosco de manera oficial, quienes intentaron abrir talleres de capacitación, inicialmente en la Antigua Guatemala donde no fue posible. Posteriormente, en 1979 ya estando en la ciudad capital y bajo el auspicio de la parroquia salesiana La Divina Providencia se dispuso iniciar unos pequeños talleres en la antigua edificación llamada “La Casona” , hoy centro de Formación Profesional P. Bartolomé Ambrosio. S.D.B. Confiando en ese año de 1979 la tarea de iniciar los mismos al P. Guerrino Giacomel. Durante el conflicto armado guatemalteco comprendido de 1960 y 1996 con un recrudecimiento en los años 80, algunos salesianos como Guerrino Giacomel tuvieron que abandonar el país, dada la presión política existente. En ese momento histórico del país una obra con perfil religioso, educadora de jóvenes, de origen campesino y pobre era estigmatizada como una obra “potencialmente formadora de guerrillas” lo cual frenó drásticamente la expansión de la obra, es decir que la llegada tardía de los salesianos por el clima anticlerical y un clima de guerra posterior, mermó su desarrollo que hizo caer a aquella obra en un abandono temporal.

En los años 1984 a 1990, se asigna como Director de la obra salesiana La Divina Providencia al P. Mario Fiandri, quien prestando particular interés por los llamados talleres salesianos. Logró gestionar la ayuda delpueblo de Alemania para la construcción del espacio que hoy alberga el equipo y maquinaria de la obra, logrando a su vez, la donación de varios equipos particularmente para el taller de torno y carpintería, equipo que hasta el día de hoy se encuentra en pleno funcionamiento. Los primeros años pasan y debido a sus capacitadas, es enviado por los superiores a Roma para continuar estudios. En el año de 1992, es asignado como Director el salesiano el coadjutor Bernabé Flores, quien hizo llamar a la obra bajo la denominación de TAS, “Talleres salesianos”, atendiendo los talleres de carpintería, mecánica de torno y herrería, desapareciendo el de electricidad y el de rebobinado de motores que habían sido incorporados años antes. Esto se debió a las condiciones previstas del gobierno de Alemania que busca apuntalar hacia áreas bastante más técnicas, según los requerimientos de aquel momento. Se dedicó igualmente, a gestionar la donación
de materiales para los alumnos así como golosinas y material de limpieza personal para ellos. Don Bernabé Flores permaneció al frente de la obra hasta 1997, cuando por disposición de los superiores salesianos la deja para transferirse hacia otra obra salesiana de Centroamérica, quedando los “Talleres Salesianos” en manos de personal externo contratado por los salesianos de la Comunidad Divina Providencia para gestionar la obra. Dicho personal solo duró entre los seis meses y el año y medio al frente de la obra, pues al carecer del carisma y de la espiritualidad salesiana no dieron a la obra el empuje requerido.

De los años 1999 al 2004, le es confiada la Administración de la obra al salesiano Cooperador Don Juan Ramón Pirir, quien con gran entusiasmo recuperó la presentación de los trabajos realizados por los alumnos, por medio de una exposición externa denominada EXPO- BOSCO. Ésta había tenido sus origines con el hermano Bernabé Flores, pero que había desaparecido al dejar la obra. Así mismo reimpulso la unidad de servicios para atender las variadas necesidades de la obra salesiana y pedidos de particulares de la zona. En el año 2004, un pequeño grupo de Exalumnos salesianos egresados del Colegio Don Bosco, se acercan para aportar de forma eventual su profesionalismo, impartiendo para ello charlas a los alumnos y a los educadores. Poco a poco algunos se fueron identificando más con la obra, llegando a constituir así el “Cuerpo Consultivo” órgano de animación que gozaba del acompañamiento del P. Luis De León, quien era en ese momento administrador salesiano de la comunidad y quien había mostrado especial interés por buscar que la obra estuviera al servicio de jóvenes provenientes de clases populares. Con la finalidad de dar un nuevo impulso a la obra, fue rebautizada con el nombre de “Centro de Formación Técnico Profesional San Juan Bosco”.
Durante esos años se abre el taller de electricidad y posteriormente a los dos años el taller de computación, ambos de forma insipiente pero con gran aceptación entre la juventud. En el año 2006, los superiores salesianos dispusieron mediante la firma de un convenio con la Asociación de antiguos alumnos y alumnas de Don Bosco de Guatemala, ceder la administración de la obra a los Exalumnos salesianos por ser un grupo de la Familia Salesiana, que en poco tiempo habían demostrado su nivel de interés y dedicación, para ello los Exalumnos crearon en ese mismo año la Fundación para la Educación y Promoción Humana Alberto Marvelli, a través de la cual se ha gestionado una nueva edificación con ambientes adecuados para la educación, nuevas y modernas maquinas, nuevas herramientas, incorporación de nuevas metodologías de enseñanza, creación de una academia de música, vinculación con otras obras técnicas salesianas de Centroamérica y así con algunas universidades, la mejora curricular de los pensum, la profesionalización de su personal académico y administrativo, el cual ha crecido vertiginosamente, dando tiempo para gestionar puestos de práctica supervisada y de trabajos a los alumnos, brindando víveres a las familias de los educandos, así como un amplio de servicio médico que va desde la medicina general, hasta el servicio dermatología, odontología, oftalmología, piscología y otros. En el campo espiritual se ha logrado la incorporación de un capellán junto a otros sacerdotes no salesianos amigos de la obra así como la incorporación de coadjutores salesianos que desarrollan su práctica pastoral en este renovado centro. Todo
lo logrado en los últimos años, ha sido posible por contar con la ayuda de personas individuales e
instituciones tales como: el Rector Mayor Don Pascual Chávez SDB, de la Inspectoría Salesiana de Centro América y Panamá, de La Parroquia Divina Providencia, de la Nunciatura Apostólica en Guatemala, de la Embajada de Japón, de la Embajada de Italia y de Instituciones privadas y principalmente de una familia de bienhechores.

Estando como director del Colegio Don Bosco, el P.Luis Fernando Dubón (2000-2006), y delegado para los Exalumnos de Guatemala y del Colegio, en una de sus reuniones, los exalumnos propusieron abrir un taller de mecánica en las instalaciones de Centro Garelli, de los mismos exalumnos, y fué el P.Dubón quien los invitó a dirigirse al P.Checchi, Director en esos años de la Obra La Divina Providencia, que los exalumnos podían apoyar al CFP, y así se inició esta colaboración.

Fue el mismo P.Dubón, representante Legal de la Asociación Salesiana de Don Bosco, quien firmó los documentos, en donde se confiaba la administración del CFP a los exalumnos.

Más adelante, se clarificó que los exalumnos eran responsables de la administración y orientación educativa y salesiana del CFP, y como el mismo CFP se mantiene como un Sector de la Obra La Divina Providencia, y los salesianos en la asesoría salesiana, espiritual y animación salesiana desde la única obra.

Hoy, se yergue una obra técnica salesiana y que se hace conocer con un nuevo nombre: Centro de
Formación Profesional P. Bartolomé Ambrosio. SDB. Obra que se siente orgullosa de sus orígenes humildes y que se proyecta hacia nuevos tiempos al lado de otras obras técnicas salesianas de Centroamérica.

Fuentes Consultadas:

Prof. Pedro Guzmán Chacón.
Antiguo Alumno de Don Bosco. Egresado de los Talleres Salesianos. Año
Docente en la obra técnica salesiana desde hace 22 años.

Prof. Byron Santos Díaz.
Antiguo Alumno de Don Bosco. Egresado de los Talleres Salesianos. Año
Docente en la obra técnica salesiana desde hace 22 años.

Prof. Juan Bautista Simón Cúmez.
Antiguo Alumno de Don Bosco. Egresado de los Talleres Salesianos. Año 1995
Docente en la obra técnica salesiana desde hace 19 años.

P. Dr. Hugo Santucci. SDB.
Ex Inspector Salesiano de Centroamérica y Panamá. 1970 – 1975

Fuentes Documentales.
Crónicas de la Comunidad Salesiana La Divina Providencia.
Ciudad de Guatemala.

VALORES SALESIANOS.

Don Bosco procuró desde el inicio de su obra transmitir a sus alumnos y a los miembros de la Congregación salesiana valores humanos y cristianos que con el paso del tiempo tuvieron un distintivo propio razón por la cual les podemos llamar con toda justicia “valores de la tradición salesiana”.

Uno de estos valores es el apreciar a cada persona humana desde su individualidad, quien es, de donde proviene, valorando y aceptándola con sus capacidades y sus limitaciones, impulsándola desde ellos a reconocerse persona poseedora de dignidad, por lo que les acompañaba a mejorarse tanto en su cuerpo como en su alma. Don Bosco buscaba la ocasión para conocer a cada uno de sus alumnos, aprendiendo para ello sus nombres y los nombres de los pueblos de los cuales provenían así como la estructura familiar que habían dejado atrás. Les acompañaba en sus estudios y les estimulaba en la búsqueda de su felicidad a través de su encuentro personal con Dios y por medio de su realización personal.

Un segundo gran valor es hacerles saberse y sentirse parte de una familia ello comporta la aplicación de un sistema educativo propio más que ideado por Don Bosco vivido por él y sus jóvenes alumnos, sistema al que se conoce como “Sistema Preventivo” este sistema implica saberse sujeto de una educación que a su vez hace crecer a la persona en confianza y cariño y por tanto una serie de derechos y obligaciones, ello mediante la aplicación de lo que se conoce como: “ La corrección fraterna”, “La palabra al oído”, la vivencia de un Dios de amor que no castiga sino un Dios que es amor que se transforma en “Dios te ve”, el sano uso de la “obediencia” y cuando se requiere la aplicación de “castigos no humillante sino edificantes”, “Las Buenas Noches” “El ahora mismo”

ALEGRIA
Es un valor que nace del corazón de quien antes de amar “se sabe amado”, el educando sabe que su
educador le procurará el bien porque le ama, es decir le desea el bien, le procurará el bien. La alegría es expresión de la conciencia que sabe que ha procedido con rectitud y por tanto no experimenta la angustia ni el temo.

FE
Es esa fuerza interior que nos hace aceptar los acontecimientos de nuestra vida y a los cuales les encontramos explicación desde una experiencia profundamente madura y confiada en el ser supremo.

AMOR A LA VIDA
Partiendo de cuidar, respetar y defender la propia vida, se enseña a otros a respetar la de ellos y la de
quienes están en su entorno para promover la vida como un regalo.

HONESTIDAD
Actuando con rectitud y transparencia con uno mismo y transmitiendo estos mismos valores en el ambiente de la cotidianidad.

RESPETO
Reconocer la dignidad desde uno mismo y reconocerla en los demás para valorarse como seres que han sido creados por un amor superior que les quiere el bien.

ESPIRITU DE FAMILIA.
En el mundo salesiano es un modo particular de vivir la vida mediante relaciones interpersonales que buscan el bien del otro ayudandolo a través de la amsitad, la cercania, la amabilidad, la comprensión, la corresponsabilidad y la correcicón fraterna.

SOLIDARIDAD
Es la capacidad de servir a los demás ante una necesidad física o espiritual, especialmente a los menos favorecidos.

RESPONSABILIDAD.
Es capacidad de asumir las consecuencias de los propios actos y decisiones. Sabiendo que hay alguien más capaz de ayudarme y orientarme ante la asunción de mis responsabilidades.

GRATITUD.
Es la capacidad de saberse favorecido en distintos momentos de la vida con dones que sirven a uno para estar al servicio de los demás. Gratitud por la vida, gratitud por los momentos que marcan la existencia de cada persona y lo recibido de cuantas personas aportan a la vida.

Academia de Música del CFP dirigida por el Maestro Juan Cúmes

Taller de Carpintería

Taller de Torno

 

Taller de Soldadura

Taller de Computación

Taller de Electricidad

Bitnami